El Padel y el Golf

Padel

Tanto el pádel como el golf, son deportes muy comunes hoy en día, y muchas personas, de todas las edades, los practican con mucha frecuencia. 

Cada vez hay más afición por el deporte del pádel en toda España. Los clubes y pistas siguen aumentando casi cada día y los aficionados practicando esta disciplina que llegó hace años y que se ha quedado definitivamente entre nosotros. 

Es un deporte que combina acción con diversión e interacción social. Es perfecto para personas de todas las edades y cualidades, ya que es muy fácil de aprender. La mayoría de jugadores aprenden la técnica básica dentro de la primera media hora y a partir de ahí disfrutan del juego.

El pádel no está tan dominado por la fuerza, la técnica y el servicio, como pasa en el tenis, y por tanto es un juego ideal para que compitan juntos hombres, mujeres y jóvenes. Una parte esencial del pádel es la estrategia, ya que los puntos se ganan más por perseverancia que por golpes ganadores.

Para jugar se necesitan pocos materiales, pero sí muy esenciales, que son la pala y la pelota. Simplemente con estos dos artículos se pueden pasar horas y horas jugando a este deporte. Además, gracias a la facilidad que nos da Internet a día de hoy, los materiales se pueden comprar en tiendas online especializadas en deportes. 

Pero para convertirte en un experto en este deporte, al igual que en cualquier otro, tendrás que dedicarte mucho tiempo y ganas, además de aprender técnicas esenciales y saques que te lleven a la victoria.

El golf, al igual que el pádel, es un deporte hecho para toda la familia. Sin embargo, es más complicado practicarlo a diario ya que exige un terreno muy extenso para jugar, por lo que existen más pistas de pádel que de golf en cualquier ciudad. 

Además, el material necesario es mayor, debido a que es indispensable contar con un equipo completo para jugar al golf y practicar este deporte de manera óptima. Lo principal dentro de cualquier equipo de golf, naturalmente, serán los palos. El jugador podrá llevar hasta 14 palos durante el transcurso de un juego. Los hay de distintos materiales como la madera, el acero o el titáneo. Para cargar los palos, será indispensable contar con una bolsa especial. Estos materiales pueden ser adquiridos por Internet, en tiendas online especializadas en este deporte.

Si quieres practicar este deporte en casa, existen campos de minigolf para poder jugar toda la familia sin necesidad de salir de casa. No hace falta tener dinero para practicarlo, ni es necesario viajar a Marbella. Es más asequible en todos los sentidos de lo que muchos creen, y es adictivo, como muchos deportes de precisión

Además, permite hacer ejercicio cuando otros deportes están desaconsejados por la edad o por lesiones, y es una actividad que produce evasión, desconexión mental, y relajación.